Según Clearblue 1/3 de las españolas tendría hijos pasados los 45

By | 22 septiembre, 2016

Cada vez más mujeres optan por retrasar la edad para tener hijos y de hecho, según un estudio de Clearblue, 1 de cada 3 mujeres considera que aún hay tiempo para tener hijos pasados los 45 años. De acuerdo con este mismo estudio el reloj biológico de las mujeres no empieza a sonar hasta los 30 años de edad.

A pesar de estos datos, los médicos consideran que retrasar el embarazo puede ocasionar problemas a la hora de conseguirlo, ya que la calidad de los óvulos empieza a decaer según se van cumpliendo años. En España la edad media para tener el primer hijo es 32 años, sin embargo a partir de los 20 ya empieza el declive de la fertilidad femenina y con 31 años una mujer de cada 20 deja de ser fértil.

Los expertos aseguran que  en un 80% de los casos la fertilidad depende de la edad de la mujer. Además, una vez se cumplen los 37 años la capacidad reproductiva femenina cae rápidamente y entre los 39 y 40 se pierde un 15% de fertilidad al mes. Según la Sociedad Española de Fertilidad la fecundación in vitro pasados los 41-42 años de edad tan solo tiene un 20% de éxito.

La infertilidad entre las españolas habría aumentado como consecuencia del aplazamiento del primer embarazo que ha aumentado cinco años desde 1975 y sigue creciendo. Sin embargo, no hay que olvidar que el embarazo es también responsabilidad y participa por igual el hombre. En el caso del sexo masculino parece que la calidad del esperma sufre una disminución en su calidad, y esto se debe a los trabajos sedentarios actuales y a disruptores endocrinos.

Para los expertos, buscar un embarazo pasados los 50 años de edad supone un riesgo obstétrico y para la salud de la mujer. Los principales riesgos de un embarazo tardío son la preeclamsia (hipertensión arterial, proteínas en la orina, aumento de peso, edemas), la diabetes gestacional, la prematuridad, el bajo peso del feto y las alteraciones de los cromosomas (cromosopatías, que generan defectos congénitos).

Los embarazos tardíos pueden también suponer ventajas, sobre todo en el cuadro psicológico de la madre. Intentarlo puede hacerlas sentirse más jóvenes y fuertes, y es una manera de enfrentarse a la presión social que dicta que las mujeres deben tener hijos antes de que “se les pase el arroz”. Un hijo siempre supone ilusión en una pareja o madre, llegue a la edad a la que llegue y puede aumentar la autoestima de la mujer que se ve capaz de traer a un niño al mundo.

El estudio de Clearblue también contempla el hecho de que una de cada 10 mujeres se plantea dejar su empleo al decidir tener hijos para poder cuidar de ellos, y que 20% de los casos la reacción del jefe al anunciar el embarazo es negativa. Esto hace que la edad para tener el primer embarazo se retrase, para no abandonar su carrera laboral o para tener una estabilidad económica mayor antes de plantearse formar una familia.

clearblue

Según Clearblue el embarazo tardío tiene que ver con la conciliación laboral.

¿Qué prueba de embarazo elegir según Clearblue?

Para la marca es fundamental combinar tres factores para evitar un resultado erróneo:

  • Una precisión de más del 99% a partir del día estimado de comienzo del periodo.
  • De uso fácil.
  • Con uno resultados de fácil interpretación.

Según un estudio de Clearblue, una de cada tres mujeres puede interpretar erróneamente algunos tipos de pruebas de embarazo Los tres tipos principales de pruebas son:

  • Las tiras reactivas: Son pequeñas y frágiles y no suelen ser fáciles de utilizar. De acuerdo con el estucio siete de cada diez mujeres consideran que no son fáciles de usar, y casi nueve de cada diez consideran que no son higiénicas por carecer de capuchón. Además, dos de cada cinco mujeres pueden interpretar de manera errónea los resultados porque las líneas son pequeñas y difíciles de leer.
  • Pruebas por goteo: Pueden llegar a ser confusos por los múltiples pasos y las líneas de difícil lectura. Nueve de cada diez mujeres piensan que no son fáciles de usar.
  • Pruebas por flujo de orina: Estas pruebas son las preferidas por parte de 3/4 de las mujeres que las consideran prácticas, higiénicas y fáciles de usar.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *