Colágeno: ¿Por qué deberíamos consumirlo?

By | 8 septiembre, 2016

El colágeno es una proteína que existe en abundancia en nuestro cuerpo; supone un 25% de nuestras proteínas. Además, es uno de los componentes esenciales de articulaciones, músculos, huesos, dientes, piel y encías. Forma parte también de la pared de los vasos sanguíneos, y de tejidos como ligamentos, cartílagos y tendones.

¿Qué es el colágeno?

Es una proteína esencial producida por el organismo del hombre en grandes cantidades. Es indispensable para que los tejidos tengan elasticidad y para que se regeneren. El colágeno está presente en la piel, los huesos, los ligamentos, los tendones y los cartílagos. Esta proteína natural va perdiendo fuerza con el tiempo y esto provoca arrugas y dolor arterial.

Al cumplir de los 25 años nuestros niveles de colágeno situados en el organismo empiezan a bajar, lo que provoca el envejecimiento y el desgaste. Esto se ve reflejado en la frescura y la elasticidad de la piel, así como en la fortaleza del cabello.

Las farmacias cada vez ofrecen más variedad de productos con colágeno, como los suplementos alimenticios orales que tienen como objetivo contrarrestar la pérdida de la proteína y permiten paliar los efectos del envejecimiento.

A menudo al hablar de colágeno lo primero que viene a la mente es la cosmética, pero esta proteína es mucho más que un remedio anti arrugas. El colágeno es una sustancia generada naturalmente por nuestro propio organismo y desempeña un papel fundamental para el correcto mantenimiento de los tejidos, como las articulaciones.

colageno

El colágeno es bueno tanto para las articulaciones como para la piel.

Por ello su consumo se recomienda a personas de todas las edades, pero sobre todo a personas de más de 40 años, también a deportistas y a personas con tratamientos quirúrgicos, oncológicos  o estéticos.

Sin embargo, se tiene la impresión errónea de que el colágeno sirve para todo. Y es que para que el colágeno que consumimos tenga resultados tiene que ser asimilado por el organismo y debe llegar a la piel con una concentración determinada para que sea eficaz.

Lo mismo pasa con los cosméticos que contienen la proteína y se aplican en la piel: no siempre todo lo que se aplica se absorbe y puede que no genere eficacia alguna sobre el depósito de colágeno que posee la dermis.

Poco a poco se están llevando a cabo estudios prometedores que parecen indicar que alguno de los diferentes tipos de esta proteína pueden ser un remedio frente a la artrosis.

En este ámbito, la marca Ana María Lajusticia se sitúa en los primeros puestos de ventas en España al aportar magnesio a sus productos de colágeno.

Comparte este post