Dermatitis seborreica: síntomas, causas y tratamiento

By | 9 septiembre, 2016

Se denomina dermatitis seborreica al proceso cutáneo que causa escamas de tonos amarillos sobre la cara o el cuero cabelludo. Se trata de un proceso corriente, crónico y molesto y puede afectar a otras zonas. La dermatits seborreica puede controlarse con el uso frecuente y correcto de determinados productos para la piel y el cabello.

¿Qué es la dermatitis seborreica?

A la dermatitis seborreica también se la conoce como eccema seborreico. Se trata del proceso médico que suele ser la causa subyacente de la caspa. En el caso de los lactantes aparece como costra láctea.

Un 50% de los adultos sufren caspa, con escamas sobre el cuero cabelludo, amarillentas y floculares, y un gran número también presenta en el cuero cabelludo un proceso inflamatorio.

Es frecuente que se acompañe de piel enrojecida y puede aparecer en varias zonas distintas de la piel, como en áreas dentro de la oreja de piel grasa. Destacan como zonas afectadas corrientemente los párpados, la nariz, las cejas, los pliegues de nariz y labios, y la parte media del pecho. La dermatitis seborreica no es una condición contagiosa y la falta de higiene no es una causa.

En los lactantes la dermatitis seborreica es un proceso cutáneo transitorio y desaparece a medida que el niño se hace mayor, normalmente alrededor de los 3 años de edad. Los síntomas más comunes consisten en la aparición de escamas gruesas y costrosas de piel, de color amarillento, situadas sobre el cuero cabelludo del lactante. A veces afecta a las orejas, los ojos y la nariz.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis seborreica?

Entre los síntomas de la dermatitis seborreica de aparición corriente se encuentran:

  • Las escamas cutáneas floculares y amarillentas o blancas, adherentes y grasas, comunmente conocidas como caspa.
  • Las lesiones en la piel.
  • Las placas que cubren una zona extensa de la piel.
  • La piel suele ser grasa u oleosa.
  • Aparece picor en la piel que puede llegar a ser intenso si se infecta. Puede dar lugar a picores adicionales y sangrados potenciales si el paciente se rasca.
  • Leve eritema.
  • Se puede caer el cabello.
dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica también se conoce como caspa y tiene varios grados de intensidad.

Las causas de la dermatitis seborreica

Puede aparecer la dermatitis seborreica al acortarse el proceso de renovación celular del cuero cabelludo. Esto da lugar al desprendimiento rápido de los corneocitos cutáneos, cuya función es adherirse entre sí con el fin de formar escamas visibles. Este proceso está relacionado con varias causas, entre las cuales se encuentra el componente hereditario: existe mayor probabilidad de que los hijos de personas afectadas también lo sufran. Sin embargo, se conoce también su relación con un hongo que causa irritación llamado malassezia y se instala en zonas cutáneas muy grasientas. Este hongo causa microinflamaciones y éstas producen picor en la piel y en el cuero cabelludo.

Pueden causar el riesgo de tener dermatitis seborreica otros factores como  el estrés emocional o físico, los cambios hormonales, una dieta deficiente o la ingestión de alcohol. También la fatiga, los climas extremos, el uso infrecuente de champú, una limpieza deficiente de la piel o la obesidad pueden influir.

Se asocian a la dermatitis seborreica algunas enfermedades neurológicas como el Parkinson, o los accidentes cerebrovasculares y los traumatismos craneoencefálicos. El virus del VIH también ha sido relacionado con un incremento de casos de dermatitis seborreica.

Cómo tratar la dermatitis seborreica

Prevenir o controlar los factores precipitantes es la mejor medida para reducir la gravedad de la dermatitis seborreica, y se debe prestar una atención especial al cuidado del cuero cabelludo y de la piel.

Los champús especialmente formulados son una de las medidas utilizadas con más frecuencia para el tratamiento de la dermatitis seborreica en el cuero cabelludo. No sólo contribuyen a deshacerse de las escamas cutáneas, también previenen su reaparición.

Muchos champús están diseñados exclusivamente para la dermatitis seborreica; existen marcas especificas para el cuidado de la piel como por ejemplo Eucerin que ofrece champús concretos para este problema. Estos productos incluyen cualquiera de estos principios activos: climbazol, polidocanol, piroctona olamina, agentes antiinflamatorios como resorcina y ácido salicílico, minerales como sulfuro de selenio, cinc o antifúngicos como el ketoconazol.

En casos más graves, un médico o un dermatólogo pueden prescribir un antifúngico, como ácido azeláico o metronidazol, para combatir el hongo malassezia. También existen lociones con corticoides antiinflamatorios.

La dermatitis seborreica puede manejarse de manera correcta con un tratamiento adecuado. Suele presentar exacerbaciones entre extensos periodos de inactividad.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *