Un embarazo con náuseas tiene menos riesgo de aborto

By | 28 septiembre, 2016

Según un estudio publicado y divulgado por la revista especializada JAMA Internal Medicine, un embarazo donde se experimentan náuseas conlleva un menor riesgo de sufrir un aborto involuntario. Este descubrimiento confirma la creencia popular acerca de la buen señal que supone padecer este malestar durante el embarazo, y convierte la náusea en sinónimo de buena gestación.

El estudio fue realizado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) en Estados Unidos y descubrió que los vómitos y las náuseas que algunas mujeres experimentan podrían actuar como protección del feto frente a patógenos y toxinas que se encuentran en los alimentos y las bebidas. Sin embargo, es una teoría que aún no está comprobada. Normalmente este malestar típico para las embarazadas desaparece hacia el cuarto mes de gestación.

Este informe ha revelado que un 57,3% de las mujeres embarazadas sienten náuseas, mientras que un 26,6% tienen tanto náuseas como vómitos. Las mujeres que viven estos síntomas durante el embarazo tienen entre un 50 y un 75% menos de probabilidades de perder el feto. El estudio evalúo a mujeres inmediatamente después de que hubieran concebido y se analizaron los síntomas desde el principio del embarazo. De las 797 mujeres que resultaron con un test de embarazo positivo, 188 sufrieron una pérdida del embarazo, de los cuáles el 90% se dio en el primer trimestre. Por lo tanto, 1 de cada 4 mujeres embarazadas sufre un aborto involuntario.

Las mujeres que participaron tuvieron que registrar los síntomas durante las primeras ocho semanas en bitácoras diarios, y contestar cuestionarios todos los meses al final del primer trimestre. Fueron 443 mujeres las que consiguieron completar las bitácoras diarias y un poco más de la mitad de ellas vivieron náuseas durante la octava semana del embarazo.

Las causas de que aparezcan náuseas durante el embarazo han sido relacionadas con los altos niveles de hormonas que se dan al principio de los embarazos, aunque aún se desconocen exactamente las causas que provocan estas náuseas y vómitos. El estudio tiene como objetivo tranquilizar a las futuras madres que experimenten estas náuseas y que las vean como una buena señal a pesar de lo desagradable que es este síntoma. Los expertos también indican que las mujeres que no sufren náuseas o vómitos no deben alarmarse ya que eso no significa que vayan a tener un aborto espontáneo, cada gestación es distinta.

embarazo

Las náuseas durante el embarazo pueden ser una buena señal.

Síntomas del embarazo:

La marca experta en productos de fertilidad y embarazo, Clearblue, explica que existen varios síntomas que pueden dar pistas para saber si se está o no embarazada. Aún así no todas las mujeres ni embarazos experimentan lo mismo y estos síntomas pueden variar. Por lo tanto no hay que preocuparse si no aparece ninguno de ellos, y tampoco es probable que se den todos al mismo tiempo.

  • Ausencia de periodo: Este es el síntoma que antes se manifiesta si el ciclo menstrual es regular. Sin embargo hay que tener en cuenta que aunque se esté embarazada se pueden experimentar sangrados débiles o manchas al acercarse el periodo, y cuando el óvulo fecundado es implantado en el útero.
  • Cansancio: Las primeras semanas puede sentir un gran cansancio causado por lo niveles de progesterona que aumentan y que sirven a preservar el endometrio.
  • Malestar y náuseas: Puede ser que entre la segunda semana y la octava tenga náuseas o vómitos. Suelen desaparecer al empezar la decimosexta semana de gestación. Normalmente se las denomina como matutinas pero puede tenerlas en cualquier momento o todo el día. Cuando los vómitos permanecen bien avanzado el primer trimestre y son muy frecuentes, se le denomina hiperémesis gravídica. Lo sufren una de cada cien embarazadas y no suelen conllevar problemas, además pueden tratarse consultando a su médico.
  • Cambios en el pecho: La sensiblidad y el tamaño pueden aumentar, hasta el punto de percibir dolor al tacto. Aumentan también las venas y el pezón se oscurece.
  • Necesidad de ir más veces al servicio: Seis u ocho semanas tras la concepción puede tener que orinar más frecuentemente ya que el vientre crece y hace presión sobre la vejiga.
  • Cambios de humor: Causados por las variaciones hormonales que se dan las primeras etapas.
  • Antojos y sensibilidad a olores: Pueden aparecer antojos de cosas que antes no le gustaban y perder el gusto por el café, el té o la comida grasienta o que éstos le produzcan náuseas al olerlos.
  • Calambres: Durante el primer trimestre pueden aparecer en pies y piernas por la manera en el que el calcio es metabolizado por su cuerpo.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *