Mustela soluciona los cambios de la piel del embarazo

By | 21 septiembre, 2016

La marca de cuidado infantil Mustela ha decidido ofrecer una línea de productos dedicados a la futura madre como ayuda desde el primer día de maternidad. Durante el embarazo la mujer y su cuerpo experimentan muchos cambios y alteraciones circulatorias, hormonales y metabólicas. Todo esto produce cambios en la piel de los que hay que ser conscientes de ellos para poder tratarlos, prevenirlos, evitar que permanezcan y aliviarlos.

Las soluciones de Mustela a los cambios durante el embarazo:

Pigmentación:

Durante el embarazo la producción de melanina se estimula temporalmente por lo que la pigmentación de la piel aumenta en las zonas que son más oscuras. Zonas como la vulva, los pezones y la areola se oscurecen pero después del parto va desapareciendo gradualmente.

En ocasiones ese oscurecimiento se produce en frente y mejillas, sobre todo en mujeres de piel oscura. Para evitar la aparición de esas manchas se debe proteger la piel del sol con cremas solares de factor alto SPF 30 o 50. El sol es uno de los principales desencadenantes de este oscurecimiento y exponerse a su luz puede oscurecer más las manchas y hacer que éstas no se vayan tras el parto.

Otra consecuencia del aumento de la melanina en embarazadas es la línea Alba. Se trata de la que aparece verticalmente a partir del ombligo y baja hasta el pubis, y que desaparece semanas después de dar a luz.

Estrías:

Las estrías aparecen como líneas rojizas en el pecho, los muslos o el abdomen, y poco a poco van haciéndose más grandes y de tono violáceo. Estas marcas de la piel se dan por la rotura de las fibras de elastina y colágeno como consecuencia de un estiramiento excesivo de la piel. La prevención en este caso es fundamental ya que las estrías no desaparecen por sí solas. Mustela recomienda aplicar una vez al día una crema antiestrias en las zonas con riesgo a sufrirlas desde el inicio del embarazo, y  partir de la semana 33 aplicarla dos veces al día con un pequeño masaje.

mustela

Las estrías son una de las consecuencias para las que Mustela tiene un producto especial.

Sudoración:

El exceso de sudoración suele darse principalmente en el tercer trimestre. Para paliar los efectos de la sudoración debes prestar especial atención a los pliegues de tu cuerpo y mantener la piel de esas zonas cuanto mas seca mejor. Extrema la higiene, usa ropa de algodón y bebe agua en grandes cantidades.

Arañas vasculares:

Esto sucede cuando los pequeños vasos sanguíneos que se encuentran justo de la piel y se denominan capilares se rompen. Las arañas vasculares son producidas por el aumento de flujo sanguíneo durante el embarazo y pueden aparecer en la cara y en las piernas. Para evitar este efecto en tu piel no la sometas a temperaturas extremas y no cruces las piernas al sentarte. Mustela recomienda que te apliques un producto refrescante al final del día en las piernas y sentirlas menos pesadas.

Acné:

Al existir muchos cambios hormonales durante el embarazo la producción de sebo se ve alterada y aumenta lo que hace que la piel sea más grasa y pueda aparecer acné. Para evitarlo debes mantener tu piel limpia utilizando todos los días jabón para pieles grasas. Evita consumir medicamentos o usar lociones para el acné sin antes consultar con tu médico, pueden ser dañinas para las mujeres embarazadas.

Picor y piel sensible:

El embarazo provoca el estiramiento de la piel y esto puede causar picor. Por ello Mustela recomienda aplicar un bálsamo calmante, sobre todo si tienes la piel seca ya que el picor se agrava en estos casos. Hidrata tu piel con la crema corporal y alivia la sensación de picor y tirantez. Además asegúrate de secarte bien después de las duchas para proteger y calmar tu piel de la irritación, y usa jabones suaves.

Verrugas y lunares:

Por desgracia estos papilomas cutáneos no desaparecen tras el parto, sin embargo son benignos. Pueden aparecer nuevos o pueden aumentar en tamaño los ya existentes. Si llegan a molestarte tienes que acudir a un médico para su extirpación.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *