Rosacea: Causas y tratamiento

By | 14 septiembre, 2016

La rosacea es una enfermedad de la piel frecuente y molesta que afecta a los pequeños capilares sanguíneos dilatados en la cara. Suele aparecer en gente de piel clara y fina, además puede llegar a tener consecuencias psicoafectivas importantes.

Las personas que padecen rosacea tienen una gran fragilidad en los capilares de la piel que provoca su dilatación y se manifiesta con el enrojecimiento de la cara. También puede afectar a los ojos y no solo a la piel, en este caso se denomina rosacea ocular. La mitad de las personas que padecen rosacea se ven afectadas por la rosacea ocular que provoca picor, enrojecimiento, lagrimeo, quemazón, inflamación palpebral, y sensibilidad a la luz.

¿Crees que sufres rosacea y no sabes cómo tratarte? Te explicamos de qué se trata para que tengas el conocimiento suficiente y puedas acudir a tu médico dermatólogo sin miedo.

Rosacea causas:

A esta enfermedad también se la conoce como acne rosacea y se trata de una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a la piel y a veces a los ojos (rosacea ocular). La rosacea se manifiesta con un enrojecimiento transitorio inicial de la piel que luego se hace persistente y aparecen dilataciones vasculares, e incluso granos con pus como los que provoca el acné juvenil.

Las causas de la rosacea son desconocidas aunque los expertos se decantan por pensar que existe una predisposición individual cuya causa sería la hiperreactividad vascular de cada persona. La tendencia a que los vasos sanguíneos de la cara se dilaten más fácilmente es una de las causas del enrojecimiento característico de la rosacea.

Es común que aparezca en personas con la piel clara y fina, pero también existen factores externos que actúan como causas de aparición de la enfermedad, aunque no siempre afectan al enrojecimiento. Las temperaturas extremas, o un cambio brusco de frío a calor y el viento, o la exposición solar pueden constituir algunas causas de la aparición de la enfermedad en nuestra piel. Así como la ansiedad y el estrés, y en mujeres puede iniciarse o empeorar durante la menopausia. El uso prolongado de corticoides tópicos, bebidas y comidas calientes o con especias, alcohol, el humo del tabaco, y los quesos fermentados se suman a la lista de posibles causas y desencadenantes.

Las mujeres suelen verse más afectadas que los hombres por esta enfermedad que rara vez se manifiesta antes de los 30 años. La frecuencia de contraerla va en aumento progresivo hasta llegar a un auge en la edad cercana a la menopausia (40-50). Es prácticamente inexistente en los niños y aquellas personas que no la han contraído tienen muy pocas posibilidades de hacerlo más allá de los 70 años de edad.

Rosacea tratamiento:

Se debe actuar sobre los factores que provocan o motivan la aparición del acne rosacea y si no se toman medidas a tiempo puede llegar a agravarse.

Si se tiene la piel muy clara es conveniente protegerla del frío en invierno con productos hidratantes potentes y evitar ingerir alimentos picantes. También es aconsejable dejar de fumar y eliminar el maquillaje de manera suave para evitar la irritación. Los expertos recomiendan cremas con ingredientes activos que sirvan para reforzar la estructura de los capilares sanguíneos.

Cada tratamiento para la rosacea es especifico según el caso del paciente porque no todos reaccionan igual. Existe una mayor dificultad para eliminar el enrojecimiento de piel, sin embargo el tratamiento suele ser siempre eficaz para los granos. Un tratamiento muy habitual es el de los antibióticos tópicos, es decir cremas para infecciones de la piel, o antibióticos orales, por su acción anti-inflamatoria. Las cremas antirojeces son también de gran ayuda para combatir el acne rosacea.

Si existen capilares sanguíneos muy visibles el mejor tratamiento es la electrocoagulación. El láser vascular consigue muy buenos resultados y puede llegar a mejorar la rosacea en 2 sesiones dadas en 6 semanas. La luz pulsada es uno de los remedios efectivo contra la enfermedad. Todos los tratamientos deben hacerse en los momentos en los que no haya exposición de la piel al sol.

Para ayudar a que el tratamiento funcione se recomienda que el paciente use a diario cremas fotoprotectoras y evitar los cosméticos o cremas grasas o con alcohol, al igual que los limpiadores de piel o los desmaquillantes.

rosacea

La rosacea afecta a la piel de la cara y se manifiesta con rojeces pero puede tratarse con determinadas cremas.

Rosacea remedios:

Existen también una serie de remedios naturales que actúan como anti-inflamatorios o limpiadores para evitar que las zonas afectadas de acne rosacea se infecten.

  • Limpiarse el rostro con una infusión de manzanilla o con una cucharada de vinagre de manzana diluido en agua todos los días.
  • Realizar masajes en círculos con los dedos en la piel afectada con aceite de oliva diariamente.
  • Aplicar cada día rodajas de pepino en las zonas inflamadas durante 5 minutos.
  • Beber dos tazas al día de infusión de ortiga y zumo de limón fuera de las comidas.
  • Poner sobre las decoloraciones una cucharada de aceite de hígado de bacalao.
  • Utilizar gel de aloe vera o sábila sobre la piel seca afectada.
  • Aplicar una mascarilla casera de pepino, agua y clara de huevo, todo batido, sobre el rostro durante 30 minutos todos los días y lavar con agua fresca.

Rosacea cremas:

La dermocosmética pone a disposición del paciente una serie de productos especiales para tratar las rojeces que provoca la rosacea. Algunas de estos productos son estas cremas:

  • Avene: Esta marca ofrece varias cremas para este problema. Anti-rojeces fuerte cuidado concentrado, Anti-rojeces de día con agua termal y crema hidratante, un dermolimpiador, y una crema con efecto calmante y reparador.
  • A-derma: Su producto A-derma Sensiphase es una mascarilla calmante anti-rojeces, así como un dermolimpiador micelar.
  • Eucerin: Los protectores solares son básicos para evitar rojeces y la aparición de rosacea, Eucerin tiene una amplia gama de cremas protectoras.
  • Sesderma: La línea Hidraloe de Sesderma tiene geles de aloe vera perfectos para calmar las rojeces y la piel dañada por la rosacea.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *