Válvulas cardíacas sintéticas: su uso didáctico en prácticas de cirugía

By | 2 septiembre, 2016

La invención de válvulas cardíacas sintéticas de la Universidad de British Columbia (UBC), en Canadá, ha hecho posible que los médicos mejoren notablemente sus técnicas de cirugía de ‘bypass’ sin depender de los animales. En concreto, han diseñado en el campus de Okanagan válvulas cardíacas, arterias y venas sintéticas, fabricadas con hidrogel de alcohol polivinílico.

El “tejido” polivinílico hace posible que los cirujanos y médicos residentes realicen la cirugía de bypass utilizando válvulas cardíacas sintéticas en lugar de la práctica actual de usar arterias y venas de cerdos muertos o cadáveres humanos. “Uno de los principales problemas con el uso de arterias de cadáveres humanos o animales es que se descomponen muy rápidamente si no son tratados con conservantes”, dice el inventor y profesor asistente de ingeniería Hadi Mohammadi.

“Este material sintético no se descompone y no puede contaminarse, es decir, los médicos pueden practicar su técnica casi en cualquier lugar. Otro beneficio es que este material se puede crear de forma segura y económica, lo que podría resolver cualquier problema que los cirujanos tienen ahora en el acceso a los materiales”, agrega el investigador.

Las válvulas cardíacas sintéticas; parecidas al tejido humano vivo

Las válvulas cardíacas sintéticas, que se emplean actualmente sólo con fines didácticos y que se detalla en un artículo publicado en ‘Cardiovascular Engineering and Technology’, ya están siendo utilizadas por algunos cirujanos y médicos residentes en el Hospital General de Kelowna (KGH, por sus siglas en inglés) en la Columbia Británica.

El nuevo material sintético está diseñado para sentirse como el tejido humano vivo y ofrece una serie de ventajas con respecto a lo que se está haciendo actualmente, según el coinventor Guy Fradet, jefe de cirugía cardiovascular en el KGH y profesor asociado en la Facultad de Medicina de la UBC.

“Un problema con el uso de las arterias de los animales o cadáveres humanos para la práctica de la cirugía de bypass es que se siente diferente que el tejido vivo humano”, según Fradet. “Cuanto más realista podamos hacer la práctica quirúrgica, más fácil será preparar a los cirujanos para la sala de operaciones, lo que sólo puede beneficiar a los pacientes”.

Las válvulas del corazón, venas y arterias sintéticas actualmente están siendo utilizadas para practicar la cirugía de ‘bypass’ en corazones procedentes de cerdos. Los dos inventores están trabajando en la creación de un corazón sintético usando el nuevo material, que luego podría emplearse para eliminar en gran medida la necesidad de utilizar tejidos y órganos de animales o de cadáver humano en la práctica de la cirugía de corazón.

Comparte este post