Investigan si la vitamina D podría reducir los ataques de asma

By | 6 septiembre, 2016

El asma es una enfermedad crónica frecuente que afecta a cerca de 300 millones de personas en todo el mundo y entre cuyos síntomas están: sibilancias, tos, opresión en el pecho y dificultad para respirar. Se han relacionado los bajos niveles de vitamina D en la sangre con un riesgo mayor de ataques de asma en niños y adultos con asma.

Una nueva revisión fue publicada en ‘The Cochrane Library’ y presentada en el Congreso Internacional de la Sociedad Respiratoria Europea, ha encontrado pruebas a raíz de ensayos aleatorios sobre que tomar un suplemento de vitamina D oral, además de la medicación estándar para el asma, es probable que reduzca los ataques de asma severos.

Ha habido un creciente interés en el potencial papel de la vitamina D en el tratamiento del asma, ya que podría ayudar a reducir las infecciones del tracto respiratorio superior, tal como es el resfriado común, que pueden llevar a exacerbaciones del asma. Varios ensayos clínicos han analizado si la ingesta de vitamina D como un suplemento tiene un efecto sobre los ataques de asma, los síntomas y la función pulmonar en niños y adultos con asma.

El equipo de investigadores de Cochrane realizó siete ensayos que incluían a 435 niños y dos estudios que incluyeron a 658 adultos. Los participantes en el análisis eran étnicamente diversos, lo que revela una amplia gama de configuraciones geográficas globales, con participación de Canadá, India, Japón, Polonia, Reino Unido y Estados Unidos.

Menos ingresos hospitalarios y atención de urgencia

La mayoría de las personas reclutadas para los estudios mostraban asma de leve a moderada y una minoría sufría asma grave. La mayoría de las personas siguieron tomando su medicación habitual para el asma durante su participación en los análisis, que duraron entre 6 y 12 meses.

Los autores revelaron que la administración de un suplemento de vitamina D por vía oral reduce el riesgo de ataques de asma severos que requieren ingreso hospitalario o asistencia al servicio de urgencias desde un 6 a un 3 por ciento. También vieron que los suplementos de vitamina D disminuyeron la tasa de ataques de asma que requieren tratamiento con comprimidos de esteroides.

Estos resultados se basan en gran medida en ensayos en adultos. En ellos, los investigadores también hallaron que la vitamina D no mejoró la función pulmonar o los síntomas del asma diarios, además de que no aumentó el riesgo de efectos secundarios a las dosis que se estudiaron.

El autor principal de la revisión Cochrane, el profesor Adrian Martineau, del Centro para la Investigación Aplicada del Asma de UK, de la Universidad Queen Mary de Londres, comenta: “Hemos descubierto que tomar un suplemento de vitamina D, además del tratamiento estándar para el asma, reduce mucho el riesgo de ataque de asma severa, sin causar efectos secundarios”.

Todavía es necesario realizar más análisis

Éste es un resultado interesante, pero hace falta cierto cuidado. En primer lugar, las conclusiones relativas a los ataques de asma severos provienen de sólo tres ensayos: la mayoría de los pacientes que participaron en los estudios fueron adultos con asma leve o moderada. Se requieren ensayos adicionales de vitamina D en los niños y en adultos con asma grave para investigar si estos grupos de pacientes se beneficiarán también”, matiza.

“En segundo lugar, todavía no está claro si los suplementos de vitamina D son capaces de reducir el riesgo de ataques de asma severos en todos los pacientes, o si este resultado se ve en aquellos que poseen niveles bajos de vitamina D. Se están realizando nuevos análisis para investigar esta cuestión y los resultados estarán disponibles en los próximos meses”, concluye.

Comparte este post